lunes, 1 de junio de 2009

Tu eres tu propia marca


Últimamente ha caído en mis manos documentación sobre un tema en el que yo siempre he creído firmemente. Cada persona es su propia marca.
Me explico.
Hace tiempo (años) yo le daba esta charla a mi amiga Cristina (que tal vez lea esto y se acuerde).
Cristina había entrado en una empresa y estaba un poco desilusionada por algunos factores de su nuevo puesto y en mi opinión se estaba olvidando de las cosas buenas que tenía. Y una de las cosas que tenía era que su nuevo puesto le ayudaba a construir su marca personal. Y mi objetivo en mi charla era cambiar su punto de vista y que pensase como un emprendedor, es decir que cada cosa que hacía/aprendía le ayudaba a dar más valor a su marca personal, con valor en el mercado. Lo que en mi opinión le ayudaría a mantener la motivación.

El objetivo de una marca personal es convertirse en un profesional con el que todo el mundo quiere trabajar. El objetivo no es tratar a los profesionales como cosas si no diferenciarse y posicionarte como un profesional con valor diferenciado y no como uno commodity. Todos ya sabemos que el problema de los mercados de commodities es que la única diferenciación es vender a precio (es decir más barato).

En la construcción de una marca en importante diferenciarse, ser coherente y consistente. Para eso el primer paso es entender cuales son tus ATRIBUTOS. Es decir cuales son tus cualidades: creatividad, carisma, eficacia, polivalencia, adaptabilidad, orientación a resultados, etc.
Analiza en tu trabajo actual que has aprendido que te pueda resultar valioso y piensa en cada nueva tarea que te proponga (eso que muchas veces llamamos de forma equivocada “marrones”) que puedes aprender. Y piensa cada vez que es un atributo más en tu marca personal que te ayuda a diferenciarte. ¿Qué es lo único que no suma? La negatividad.

Hazte un DAFO (Debilidades/Amenazas/Fortalezas/Oportunidades) y un plan de acción para mejorar tus debilidades y aprovechar tus oportunidades. Pregúntate que necesitas aprender para ser mejor y hazte un plan. Un ejemplo, tengo poca experiencia en negociaciones con el canal ( debilidad), plan de acción: “voy a empezar por pegarme a los vendedores e ir a todas sus reunión a ver como lo hacen ellos”. Si lo haces bien en un tiempo tendrás otro atributo más, capacidad negociadora.

Hazte un plan de marketing, es decir piensa en serio un plan para conseguir estimular la demanda y que quieran comprar tu producto. No necesariamente implica cambiar de trabajo, puedes querer conseguir un aumento o que tu jefe te involucre más en las decisiones.
Algunas sugerencias que ponen encima de la mesa los documentos que he leído:
Asiste a actos, prescribe o recomienda a gente, asóciate, organiza tus propios eventos, ofrécete en tu empresa (convenciones, presentaciones), es decir consigue visibilidad.

Y por ultimo, lo que creo que es el mayor error que hay que evitar a la hora de crear tu propia marca. La falta de coherencia. Y os voy a poner un ejemplo: imaginaros que vais a una tienda a comprar una crema buenísima para el acné, que es lo que tú necesitas. Y de repente el vendedor te dice que además es buenísima para las llantas del coche… ¿no te planteas con desconfianza que tipo de producto es el que te estás comprando?.
Yo creo que con tu marca personal pasa lo mismo. Todos tus atributos para ayudarte a construir una marca han de tener cierta coherencia.

1 comentario:

  1. Hola, navegando por la web me encontré con este blog que por cierto esta muy bueno, con un muy buen contenido, desde ya gracias y espero que le sigan poniendo tanta ganas como hasta ahora.

    Su amigo de http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

    ResponderEliminar